Tecnología para aprender

Siempre he conceptualizado a la tecnología como una herramienta que nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida en cualquier ámbito en que la queramos usar.

Debo confesar que para la mayor parte de lo que he utilizado la tecnología en mi vida es para mi propia diversión (internet, videojuegos, reproductores mp3) y otra parte para los negocios. Y es que en la universidad, siempre que se hablaba de algún tema de tecnología se hacia pensando en como podía mejorar el desempeño y la eficiencia de los negocios.

Es innegable que la tecnología es indispensable hoy en día en cualquier negocio, pero no fue sino hasta en los últimos meses, gracias a un proyecto del Ministerio de Educación de Guatemala en el que estoy involucrado, que me di cuenta de lo mucho que se puede aprovechar la tecnología para mejorar la experiencia de aprendizaje.

El proyecto busca ofrecer cursos virtuales, así como una enciclopedia de recursos y algunas herramientas más, buscando la cooperación de la comunidad educativa de Guatemala, todo muy bien acoplado a la Web 2.0.

Desde mi punto de vista, la Web 2.0 cae como anillo al dedo y va muy acorde a un una de las corrientes pedagógicas más renombradas y más exitosas: el constructivismo.

Según el constructivismo, aprender es más que la transmisión de información del profesor al estudiante. Es un proceso en el que conforme vamos experimentando ante diferentes situaciones, vamos construyendo nuestros propios conocimientos. En otras palabras, aprendemos conforme nuestras propias experiencias.

Existen un sin fin de herramientas de la web que potencialmente pueden ayudar a conseguir el fin del constructivismo. Por ejemplo en los foros, algún estudiante propone un tema y todos los demás debaten, analizando el tema y adquiriendo conocimientos mediante la opinión e interacción con los demás participantes. Otra tecnología que puede servir para este fin son los wikis, en donde la escritura colaborativa permite a los que participen en el wiki analizar los contenidos y colaborar logrando así el aprendizaje.

Definitivamente, la transición del internet hacia la web 2.0, en donde existe una fuerte tendencia hacia las comunidades virtuales y en donde la interacción entre usuarios esta a la orden del día, representa el ambiente propicio para el nuevo modelo de aprendizaje y no nos queda más que encontrar como explotar al máximo esta tendencia para aprovecharla en busca del desarrollo de nuestro país.

Imágen: Nicole Marti