Los grandes retos de Internet en Guatemala

El sitio de Internet, Maestros del Web, lanzó una invitación para ganarse una entrada a Exponet. Para participar se debe comentar sobre lo que a juicio de uno, representan los grandes retos de Internet en Guatemala.

La verdad es que aparte de querer ganarme una entrada me parece un buen ejercicio el exponer las que para mi son las cuestiones fundamentales por las que atraviesa Guatemala y pueden influenciar en una u otra forma el desarrollo de Internet y de la cultura digital en general. Cabe mencionar que todas estas ideas son debatibles pero representan mi idea de cómo esta la situación de Internet en Guatemala. Pero mejor introduzcámonos al tema y comencemos por el principio:

La conectividad

La cobertura en conectividad a Internet con que cuenta nuestro país es muy limitada. Factores como la topografía hacen difícil que las compañías proveedoras de Internet se sientan atraídas a invertir en regiones muy distantes o poco accesibles, donde el retorno sobre la inversión será muy bajo. La conectividad se concentra sobre todo en las áreas urbanas, ampliando la brecha digital con las comunidades más distantes. Aunado a esto, las tarifas en Internet de banda ancha son elevadas.

Creo que proponer una solución única a este problema es un poco complicado. Como una parte de la solución a corto plazo, según esta noticia de Prensa Libre, se habla de que el gobierno instalará la infraestructura para la conectividad en varias comunidades, veremos si esto se logra concretar. Como parte de la solución también el gobierno debería de realizar más convenios de cooperación con las empresas encargadas de brindar conectividad a Internet. Pero repito, estas me parecen soluciones a corto plazo. Creo que la cobertura en conectividad a Internet se ampliará y entrarán a competir más empresas al mercado de Internet nacional, provocando una reducción natural de los precios, pero esto solo podrá suceder hasta que aumente la demanda de servicios y contenidos digitales, lo que me lleva a mi siguiente punto:

Necesidad de servicios y contenidos digitales

La mayoría de la gente no utiliza una computadora por el simple hecho de usar una computadora. La gente usa una computadora cuando existe la motivación de que por medio del uso de la computadora logrará llenar una de sus necesidades. Creo que en Guatemala existe una necesidad grande (y consecuentemente un amplio mercado) de servicios y contenidos digitales contextualizados a nuestra cultura. Las necesidades de los usuarios universitarios de Guatemala (por poner un ejemplo) no son las mismas que los de los usuarios universitarios de Estados Unidos. Pero, ¿como solucionar este reto? Creo que entre los mucho ejes que se podrían abordar, hay uno que es preciso apuntar directamente.

El primero que propongo es a través de la educación. En los últimos años, a nivel mundial, la integración de la tecnología a la educación ha sido importante. Los principios que giran a través de la teoría Web 2.0 vinieron a quedar como anillo al dedo a los principios que apoya la corriente didáctica del constructivismo, y que ya había yo tratado en otra ocasión. Urgen servicios y contenidos digitales que satisfagan las necesidades de la comunidad educativa en general. Tanto docentes como estudiantes. Ya se han iniciado esfuerzos en el Ministerio de Educación para lograr este fin – me consta ;) – mediante la ejecución de diferentes proyectos de tecnología. De igual forma los inversionistas de la iniciativa privada, deberían considerar el gran mercado que tienen frente a sus ojos para generar los contenidos y servicios que este sector demanda.

Viendo este tema más ampliamente y como una estrategia a largo plazo, se necesitan seguir apoyando todos los proyectos que lleven a la utilización de la tecnología para el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, fortaleciendo una política en tecnología estructurada en base al intercambio dinámico de información a través de Internet, que logrará primero que todo una reducción de la brecha digital, para hablar luego del desarrollo de la sociedad del conocimiento, centrada en el manejo dinámico de la información, que solo un medio como Internet nos puede dar.

Lo que es definitivo es que para que todo lo anterior se pueda dar, debemos también considerar otro factor previo que definirá la necesidad anteriormente expuesta, y esto es:

La alfabetización digital

Y con esto me refiero al conocimiento básico que tiene la sociedad en general para saber como se usa una computadora y más específicamente como se usa Internet. Guatemala es un país en donde existe aún un gran porcentaje de la población alejado de la tecnología y que desconoce las ventajas que esta trae. Es necesario acercar a toda la población al uso del Internet mediante el desarrollo de competencias básicas en el uso de las computadoras.

Para solucionar este pueden existir varios mecanismos. Uno de ellos por ejemplo es la utilización de centros comunitarios digitales, que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología a empezado a implementar. Otra posible solución es que los Café Internet consideraran invertir los tiempos en los que tienen menor tráfico de clientes para la capacitación de las personas de sus respectivas comunidades. Sería una situación ganar-ganar ya que mientras la comunidad se beneficia siendo capacitada en las competencias básicas en tecnología y uso de Internet, el Café Internet estaría capacitando a potenciales clientes futuros.

En conclusión creo que retos e ideas pueden surgir muchas. Lo importante es trabajar sobre los aspectos esenciales que en este momento es preciso prestar atención para que los diferentes actores que conformamos la sociedad guatemalteca, podamos seguir un camino en el que los servicios y contenidos de Internet se desarrollan y logremos poco a poco la utilización óptima de este medio para el desarrollo de nuestro país.


Aprendiendo de las experiencias

La vida es aprendizaje, eso es definitivo, o por lo menos así debería ser. Cada experiencia que pasa, por muy insignificante que parezca trae consigo una lección. Vista la vida desde este punto de vista, no existen las malas experiencias, porque son oportunidades de aprender.

Últimamente me he dado cuenta de esto, en diferentes lados de mi vida. Tanto en el trabajo en los momentos en que critican, el orgullo está listo a saltar para levantar la defensa. He aprendido que la situación puede ser mucho más provechosa si se deja a un lado el orgullo, se aceptan los errores y limitaciones, y se toman las críticas objetivamente. Aprendiendo cada vez de cada situación.

Para lograr esto hace falta autoanalizarse y realmente encontrar cual es la fuente de las frustraciones o enojos que uno pueda tener. De allí es que es necesario olvidar el orgullo, una tarea no muy fácil, pero que lleva a ver las cosas mucho más claras.

Yo no he estudiado psicología, ni digo que estas sean verdades absolutas. Para mi no es más que una forma de pensar, lógica para mi, para lograr ver las cosas claras, definiendo un camino claro y abstrayéndolo de las situaciones que podrían dañar el buen juicio.


Salté el obstáculo

Obstáculo o reto, como quieran llamarle. Lo cierto es que por fin logré dar el trago amargo que me alejaba un tanto más de graduarme: El Examen General Privado.

Aunque me retrase un poco en cuanto a la fecha en que me había propuesto hacer el privado, lo importante fue tomar la decisión, y créanme no fue cosa fácil ni mucho menos relajada. Las semanas anteriores estuvieron muy cargadas pero extrañamente no me sentía nervioso como yo hubiera creído que iba a estar en esa situación, por lo menos hasta que el examen ya estaba cerca.

El estrés era inversamente proporcional al número de días que quedaban para el examen. A medida que se acercaba la fecha, yo sentía que me hacían falta más cosas por estudiar, pero creo que esa situación siempre se hubiera dado así hubiera tenido más tiempo.

Tuve la suerte de que dos semanas antes del examen me hablaran de un Ingeniero que preparaba estudiantes para su examen privado. Lo contacte y empecé a ir a sus clases, que la verdad me parecieron excelentes, muy concentradas al objetivo principal. Realmente las clases fueron de una ayuda invaluable y de no haber ido, los resultados no hubieran sido tan satisfactorios.

El examen privado consta de tres días para evaluar cada una de las áreas. Cada día el examen escrito y práctico se debe realizar de 8 am a 6 pm, y el examen oral de 6 a 8 pm. Jornadas largas pero que en el estrés y el nerviosismo de terminar todo a tiempo y hacerlo bien, no se sienten.

Antes de realizar el privado, imaginaba que al darme la noticia de que lo había ganado iba sentir una felicidad absoluta, pero más que eso lo que sentí fue alivio de por fin haber terminado ese proceso tan tedioso y días y días de estudiar para algo que esperaba desde hace casi dos años.

Ahora que dispongo con un poco más de tiempo (un poco nada más) espero poder realizar tareas que había dejado de lado. Entre ellas, revivir este blog que había quedado olvidado.


La neutralidad de la red

Hace un tiempo vi éste pequeño documental que me llamó la atención y habla sobre la neutralidad del Internet (net neutrality, en ingles):

Básicamente la neutralidad de la red es que la Internet se mantenga con los principios con que originalmente fue diseñada, esto es, la libre publicación de contenido por cualquiera sin intermediarios. Que cada quien pueda, una vez cuente con acceso a la web, hacer lo que le plazca (siempre y cuando no infrinja la ley, claro está), y usar los servicios que quiera de las compañías que quiera. En pocas palabras, tener tanto libertad de elección como de generación de contenidos y servicios.

Las compañías de comunicaciones, encargadas de montar la infraestructura para que la Internet pueda funcionar, al parecer ya se aburrieron de ser las simples implementadoras de las tuberías de la información. Vieron como compañías como Google o Yahoo! estaban teniendo ganancias millonarias, y quieren ellos también una tajada del pastel.

He escuchado de casos específicos, en los que las compañías de comunicaciones hacen artimañas desde bloquear servicios de la competencia para que sus usuarios usen los de ellos, hasta no permitir a sus usuarios bajar cierto tipo de archivos. Pero de que las compañías saben de la neutralidad de la red y como esto afecta sus ventas, lo saben, porque sino no estarían haciendo anuncios como este.

Y es que el problema no sería tan grave si existiera una mayor oferta en el mercado de proveedores de internet de banda ancha, pero realmente con pocas compañías liderando el mercado (y esto es un fenómeno que se ve en todo el mundo) no puede haber realmente una libertad de elección por parte de los usuarios.

Realmente no me gusta ponerme en una posición muy radical en cuanto a este tipo de cuestiones ya que hay un sinfín de variables que considerar y definitivamente mucha tela que cortar, pero si algo es cierto es que, a nosotros, los usuarios de la Web, no nos conviene que el poder se concentre en unas pocas manos y menos que las compañías decidan a donde debemos y no debemos ir en la red.


Persona del Año según Time: Tú

timesSegún la revista Time, yo soy la persona del año, y también cada uno de ustedes queridos Internautas que están atrás de la pantalla y que han colaborado generando contenido para la Web desinteresadamente.
Mientras que ésta revista suele hacer una edición especial a final de año en donde describe a algún personaje que se ha destacado por sus logros, este año decidió dedicarle tal mención honorífica a los usuarios de la web. Y es que como bien dice el artículo, el 2006 fue un año de evolución en donde la información dejó de ser administrada y moldeada a antojo de unos pocos editores para convertirse en un verdadero experimento social en el que la información se produce gracias a la colaboración de millones y millones de personas que utilizan sitios tales como Wikipedia, YouTube o Flickr para generar contenido original desde puntos de vista muy particulares.
Esta nueva tendencia, a la que a menudo se hace referencia como la Web 2.0, esta marcando una revolución en la era de la información. Nuestra percepción del mundo ya no estará basada en la información formateada que unos pocos medios nos presenten, ahora se basará en la inteligencia global. ¿Y como logramos esto? Yo, escribiendo en este blog. Tu lector(a) escribiendo tus comentarios. Todos los que participamos en la web opinando en foros, enriqueciendo wikis, compartiendo fotos y videos, comentando entradas, colaborando con código para proyectos de software libre….. ejemplos hay cientos.
Creo que fueron muy atinados los de la Time en darnos a los usuarios de la red un reconocimiento en esta nueva etapa en la que la información será de todos.


Panoramio: Nuestra perspectiva en Google Maps

Alguna vez han recorrido lugares en Google Maps o en Google Earth, pero no quedan satisfechos de solo estar viendo los lugares desde arriba sin saber realmente como lucen los edificios, monumentos, calles y en fin todo lo que se puede ver desde las imágenes satelitales? Pues hay una solución a esto y se llama Panoramio.
Panoramio es una plataforma en la que cualquiera se puede inscribir y agregar sus fotos al mapa desde la ubicación desde donde la tomó y así compartir la perspectiva personal de cada quien de los lugares que ha visitado. Es una excelente forma de compartir y conocer imágenes del mundo y realmente situarnos como que si en realidad estuviéramos allí.
Así que los invito a que visiten esta página y a que empecemos a poblar de imágenes el área de Guatemala para que en el resto del mundo conozcan la belleza que tenemos por ofrecer.


El juego que todos jugamos

Desde las antiguas butacas del Teatro de la Universidad Popular, tuve la oportunidad el domingo recién pasado de ver una obra, que desde mi punto de vista refleja muy bien el ritmo acelerado de la sociedad actual. “El Juego que Todos Jugamos”, de Alejandro Jodorowski, es una obra que realmente lo hace meditar a uno sobre las reglas impuestas por la sociedad y en donde todos las seguimos ciegamente tratando de alcanzar deseos y necesidades creadas por el propio sistema.

La obra pretende involucrar al público haciéndolos sentir que también son parte de ella y logrando que la experiencia de asistir a verla cambie la forma de ver las cosas de los espectadores.

Me gusto mucho la forma en que se desarrolla la obra, donde no trata sobre una historia o una situación determinada, sino pequeñas ejemplificaciones de diferentes situaciones que son parte de la vida diaria y en donde se pueden ver los diferentes juegos de manipulaciones en que todos caemos con tal de satisfacer nuestra necesidad de atención.

La obra esta bien producida y tiene buenos actores, vale la pena ir a verla. Este fin de semana que viene (9 y 10 de diciembre) son las últimas presentaciones, así que apúrense antes de que termine la temporada!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.